domingo, 22 de enero de 2017

FELIZ AÑO NUEVOOO



Gracias por los muchos ánimos y por la paciencia, realmente dan ganas de escribir cuando me animáis tanto. Tal como os prometí esta es la segunda parte de la historia de David y Joss, espero que lo disfrutéis.




"Dos años habían pasado tras aquella noche, desde entonces David solo bromeaba con él cuando se encontraban y nada había vuelto a pasar. Demasiado ocupado con la universidad, decía.
Joss no era ningún idiota, había notado el cambio de su primo y hoy mientras caminaba a su dormitorio de la universidad, iba a cambiar eso. Llamó a la perta y el compañero de cuarto abrió, al verle sonrió y tomó su maleta antes de despedirse de él y salir. Joss entró encontrándose a David dándole la espalda mientras rellenaba su mochila. Joss cerró la puerta tras él silenciosamente y caminó hacia su espalda, su primo se giró sorprendido.

-¿joss? ¿Qué coño haces aquí?- sonrió un poco preocupado dejando caer la mochila al lado de la cama.
-Son vacaciones, he venido a buscarte- Su primo se movió incómodo por la cercanía e intentó apartarse.
-Yo iba a marcharme a casa por el puente, no tenías que venir.- Se inclinó  para recoger la mochila cuando sintió algo duro contra sus nalgas.
-No, no iremos.- Sorprendido intentó incorporarse pero una mano lo empujó de cara contra la cama y sus brazos fueron retorcidos a su espalda. Sintió algo rodear sus muñecas e intentó forcejear cuando sintió el peso de alguien sentándose sobre él.
-¿Qué mierda estás haciendo? Sueltame Jossgggg- una mordaza presionó su lengua para que no pudiese seguir protestando.
-¿Crees que iba a olvidarme de lo de aquella noche y seguir como si nada? Me usaste y te olvidaste de mi por dos jodidos años.- Tiró las cosas de la cama y comenzó a quitarse los pantalones.

David intentó girarse pero su cuerpo estaba aplastado sus brazos, sus muñecas tenían unas correas de cuero atadas con dos eslabones de cadena. Le quitó los pantalones volviendo a ponerle boca abajo, le dejó la parte de arriba subida hasta el cuello de forma que le impedían más el movimiento. Empezó acariciando con sus manos la espalda suavemente bajando a su trasero e intentó apartarse, no se esperó la nalgada que recibió. Sorprendido intentó arrastrarse por la cama y recibió otras dos nalgadas que le dejaron jadeante y estremeciéndose con su trasero ardiente.
Joss frotaba las manos por las marcas que acababa de dejar y dejó caer un chorro de lubricante sobre su grieta. David gimió pero intentó no moverse a pesar de que su cuerpo se estremecía involuntariamente mientras sentía los dedos de Joss abrir su agujero y empujando algo dentro.  Era algo pequeño y parecía que un cordón salía hacia fuera, intentó girar su cuello para mirar cuando su pelo fue jalado hacia atrás obligándole a alzarse de rodillas sobre la cama. Sintió el aliento de Joss contra su cuello mientras le mordía y una de sus manos bajaba por su pecho hasta sujetar su miembro erecto y lloroso. El se rió para más humillación

-Travieso.- Su susurró le provocó otro escalofrío, su pelo aun retenido le obligaba a ofrecer su cuello.- Tengo un regalo para ti.- No quiso mirar cuando sintió algo pequeño y alargado acariciando su abdomen mientras bajaba hacia su miembro.

Cuando sintió aquella cosa metálica empujar contra su miembro miró hacia abajo. Una varilla metálica redonda y con un pequeño lazito con cascabel al otro lado era empujado contra el canal de su pene. Chilló e intentó empujar su cadera hacia atrás pero Joss le mantuvo sujeto y se lo introdujo. Temblando y destrozado sintió un beso en su hombro.

-Ahora vamos- No entendió hasta que aquello que llevaba en su interior fue encendido.

Todo su interior tembló, aquella bola estaba apretada contra su próstata y él no podía reprimirse. Calló contra el colchón con su cuerpo convulsionando de placer y a pesar de estar tan cerca no podía venirse por culpa de lo que tenía en su pene. Ahogado en su placer apenas notó como Joss se colocaba tras él antes de empujarse en su interior de un solo golpe. Gritó, a pesar de que la mordaza no le dejaba emitir sonido mientras su trasero era castigado. Jos entraba y salía de él sujetando sus caderas y presionando aquella cosa en su interior mientras los golpes hacían que el cascabel no parase de sonar.
No importase cuando lo desease o cuanto lo necesitase él no podía llegar. Su cuerpo ardía y su mente estaba en una agonía de placer que le ahogaba lentamente. Nublado en su propia tortura de placer se sorprendió al sentir su agujero llenarse de crema sorprendiéndole y haciéndole gritar sintiendo su orgasmo tan cerca y lejos. Sue empujado hacia atrás y el miembro de Joss aun medio duro se clavó más a su interior, el lloriqueó y su pelo volvió a ser jalado arqueando su cuello, le llenó de mordiscos.
Lágrimas surcaban su rostro cuando la mordaza fue retirada, no podía hablar, había perdido esa capacidad mientras sentía los lentos movimientos en su interior.

-Ahora vas a obedecer, no vas a volver a ignorarme nunca más. – David intentó responder pero su cuerpo era completamente inútil y solo consiguió asentir.- ¿A quien perteneces David?- susurró a su oído.
-A…- dudó, las palabras eran difíciles. Su miembro fue apretado.- a ti – La varilla fue retirada de golpe causando un dolor que arrancó el mayor y más poderoso orgasmo de su vida. - ¡Joss¡ - El cuerpo inerte de David caló sobre las manchas de humedad de la cama casi inconsciente y con su cuerpo convertido en un trapo inútil.
-Bien.- Joss retiró el vibrador  de su interior.- Tenemos tiempo para que recuerdes eso, tengo muchos más juguetes para ti.- Pasó la mano por su espalda y besó entre sus hombros viendo la sonrisa lujuriosa de su primo. – Vamos a disfrutar de estas vacaciones."

4 comentarios:

  1. Uiiii Ela andas inspirada mujer este corto está súper caliente, besos enormes y ojalá las cosas sigan mejorando.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, me encanto, lindo domingo, besosss

    ResponderEliminar
  3. Holaaa me encantooo ... graciasss por compartirlo con nosotros!!! besos buena semana !!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola!!! Hace mucho que no entraba y recién leo lo que te pasó. Te mando un fuerte abrazo y espero vayas mejorando, claro que te esperamos me fascinan tus historias besos

    ResponderEliminar